Disculpas querido lector

Disculpas querido lector

Te voy a ser sincero. La verdad, no sé qué título ponerle a este artículo, así que después de 20 minutos mirando la pantalla del ordenador a ver si me venía la inspiración divina, he elegido uno que creo que encaja con lo que quiero contarte.

Y sí, como has leído, el objetivo de este artículo es pedirte disculpas. Se que hace un tiempo, cuando empezaste a seguir el blog, cada viernes salía un nuevo artículo en el que te contaba cosas sobre desarrollo, WordPress, CSS,… Sin embargo, desde hace unos meses, no he podido seguir esta rutina, por lo que me gustaría pedirte perdón y darte los motivos por los que ha ocurrido esto.

Mudanza a Madrid

Si eres de esas pocas personas que ha tenido la desgracia de conocerme en persona, sabrás que soy de Carchuna, un pequeño pueblo de la Costa Tropical de Granada. Sin embargo, a finales del año pasado, decidí mudarme a Madrid para poder ampliar un poco más mi cartera de clientes, seguir formándome y tener la experiencia de vivir en la ciudad más grande de España (cosa que quería desde hace un tiempo).

Si te has mudado alguna vez, sabrás que es un proceso que lleva mucho tiempo, ya que no es solo hacer el traslado, sino que hay que buscar vivienda, alquilarla, limpiarla, mudar tus cosas (con su correspondiente empaquetado y desempaquetado),… A todo esto, hay que sumarle que hay que seguir trabajando, por lo que al final, tienes que acabar sacrificando algo para disponer de tiempo, y en mi caso fue este blog (y mi colaboración como traductor de plugins en WordPress España, que espero recuperar pronto).

Sonia se va

Pues sí, como lo lees, aunque no de la forma que estás pensando. Otro de los motivos de mi mudanza a Madrid, es que a Sonia, mi pareja y compañera de trabajo, le otorgan una beca para hacer un bootcamp de 9 semanas.

Aunque en todo momento le di mi apoyo, ya que era una gran oportunidad y lo que ella quería hacer, es cierto que el trabajo que ella sacaba, lo tuve que empezar a hacer yo, por lo que tuve que seguir sacrificando el tiempo de escritura en el blog, para poder cumplir con mis compromisos laborales.

No obstante, lo de Sonia no ha sido un adiós definitivo, sino que de vez en cuando se dejará caer por aquí, compartiendo contigo alguna información sobre CSS y JavaScript.

Pivotaje profesional

Como consecuencia de la salida de Sonia, decidí centrarme más en lo que realmente me gusta y sé hacer: desarrollo de plugins y funcionalidades para WordPress y desarrollo web a medida, dejando de lado toda la parte de diseño gráfico y SEO.

Esto me llevó a tomar una decisión difícil, pero que después de consultar con varios amigos y expertos, creo que ha sido de las mejores cosas que he podido hacer: dejar de presentarme como Web App Design (que ante los ojos de los demás puede parecer una agencia de marketing digital) y hacerlo como Juan Manuel Civico, un desarrollador freelance de web y plugins.

Por ese motivo, en estos momentos estoy trabajando, con la ayuda de Lorena Meana y Sonia, en el desarrollo de una nueva imagen corporativa, que podréis conocer después de verano, lo que me quita horas del blog.

Aumento de proyectos

Aunque parezca contraproducente, al centrarme en un nicho de mercado, empiezo a recibir una mayor cantidad de proyectos en los que trabajar (muchos de los cuales, he tenido que rechazar también por falta de tiempo para dedicárselo).

A todo esto, hay que sumarle también que Nateevo, una agencia de marketing digital situada en Madrid, decide incorporarme como desarrollador freelance en su departamento de WordPress, por lo que volvemos a lo mismo: aumento de proyectos = disminución de tiempo para el blog.

Formación y portfolio

Como bien sabes, el mundo del desarrollo web (y de la programación en general), avanza a pasos agigantados, por lo que si no sigues formándote, acabas obsoleto y nada de lo que has hecho sirve.

Nuevas versiones de PHP que incorporan nuevos estándares y funciones, otras que se quedan obsoletas, la incorporación de React (JavaScript) en el nuevo editor de bloques de WordPress, NodeJS,… en definitiva, nuevas herramientas que hay que conocer para seguir adelante, por lo que paso algunas horas de mi tiempo haciendo cursos o practicando en plataformas como Codewars, donde puedo ver el código de otros desarrolladores para mejorar el mío.

Además, una cosa que le gusta ver a los clientes a la hora de contratarte, como es lógico, es tu portfolio. En mi caso, al ser un desarrollador backend, mi portfolio es el código que desarrollo, por lo que también dedico parte de mi tiempo a subir mis scripts y pequeños proyectos a mi repositorio de GitHub (y algún que otro plugin al repositorio de WordPress).

Conclusiones

Como puedes ver, han sido varios los motivos por los que he tenido que decidir dejar la constancia con la que publico artículos del blog. Pese a todo ello, dedicar ratillos a compartir contigo conocimientos que te puedan ser útiles es algo que me gusta, por lo que seguiré publicando cosillas por aquí.

Te doy las gracias por seguir entrando y dedicar tu tiempo a leer lo que te quiero contar. Espero que siga siendo así durante mucho tiempo más.