Desarrollador web backend · WordPress · Plugins · Temas · PHP · Symfony

Se reabre el blog

Madre mía, cuanto de polvo hay por aquí. Normal, lleva esto casi dos años cerrado… lo raro es que las cucarachas y las arañas no se hayan las dueñas.

En fin, que me lío. Después de un verano que aún no ha acabado y de dos años de reflexión, quiero empezar a retomar antiguos proyectos. Y uno de ellos, es este blog… aunque va a haber ciertos cambios.

Antiguamente, el objetivo de este blog era hacerle ver a la gente que estaba ahí, que si necesitaban un desarrollador web freelance capaz de llevar a cabo los plugins y los temas que deseasen, que ahí estaba yo. De ahí, que la mayoría de artículos que encuentras en él, están relacionados con todo eso.

Sin embargo, las cosas han cambiado desde que escribí la última entrada, el día 13 de septiembre de 2019. No, no es que haya dejado de ser desarrollador web, pero sí he dejado de ser freelance. La pandemia y el hecho de que el cliente que más ingresos me generaba dejase de necesitar mis servicios, hicieron que me diese de baja como autónomo y volviese a ser un «desarrollador civil».

Por ese motivo, el objetivo del blog también ha cambiado. A partir de ahora, quiero utilizar este espacio para contar todo aquello que quiera compartir con el mundo. Posiblemente, la gran mayoría de cosas que escriba sigan siendo artículos relacionados con PHP (que es el lenguaje con el que trabajo), con scripts para WordPress y con Symfony (que son las dos herramientas con las que me peleo últimamente) y, si me siento motivado, quizá también de Javascript (que es otro lenguaje que estoy empezando a introducir en mi día a día). Voy a seguir compartiendo mis conocimientos, por si de paso puedo ayudarte en algo.

Pero si un día voy paseando por la calle y me encuentro a un pingüino tomando café en un bar y quiero contártelo, también lo voy a hacer. Quiero seguir compartiendo contigo lo profesional, pero también lo personal.

Además, quiero escribir con sentimiento, disfrutando cada palabra que ponga por aquí. No quiero escribir pensando en el SEO o en que mi web llegue a ser la primera de Google. No. Quiero escribir pensando que esto lo van a leer humanos y quiero que se sientan como si se lo estuviese contando mientras echamos unas cervezas o un café, no como si les estuviese dando una clase magistral de algo. Tampoco quiero preocuparme por el número de caractéres. Habrá artículos que tengan 3000 palabras y otros que, simplemente sean dos frases.

Otra cosa que se va a acabar es la presión por publicar X día de la semana. Antes, tenía la «responsabilidad» de que cada viernes tenía que salir un nuevo artículo (el cual escribía cada lunes). Ahora, voy a escribir cuando me apetezca. Como he dicho al principio, son varios los proyectos que quiero retomar, no solo este blog. Por eso, el día en que quiera compartir por aquí algo, lo haré y le daré al botón de publicar. Puede que, entre artículo y artículo, pasen horas, días, meses o incluso años. Pero ten por seguro, que cuando quiera compartir algo contigo, lo voy a hacer.

En fin, son las 21:30 de la noche, acabo de pegarme una ducha y tengo algo de hambre, pero antes de ir a preparar la cena, me apetecía darte esta noticia. Gracias por haber dedicado un ratín a leer estas líneas. Nos vemos en otro momento!!!

P.D.: Disculpa si la entrada no tiene imagen destacada, no me apetecía ponerme a buscar una. Tengo que preparar alguna para ponerlo por defecto, para cuando no tenga imagen, ponerla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *